Acerca de mí

Desde que era niño supe que quería ser artista. Pero, mis padres, como buenos padres, no tardaron mucho en disuadirme. Así que olvidé lo que realmente quería ser y me convencí de que algún día sería recolector de basura. Dejé la escuela a los 15 años para convertirme en impresor, luego en reprógrafo, después en profesor, traductor, diseñador gráfico, diseñador web…

A veces veía el destino en forma de camión de la basura al final del camino. En realidad, a mis 66 años, creo que hay cosas peores que ser barrendero. Hay algo noble en limpiar el cochinero del mundo.

Pero traducir me llevó a escribir, y diseñar logotipos me llevó a dibujar y a pintar. En este sitio web podrá descubrir los frutos de mi trabajo y, con un poco de suerte, comprar un libro o una o dos obras de arte. Si por mí fuera, lo regalaría todo, pero necesito el dinero.

Y ahora, lo más aburrido: Nací en 1957 en Rotterdam, entonces el puerto más grande del mundo, no la ciudad más romántica. Doce años después de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad seguía pareciendo un páramo, donde los albañiles y carpinteros, y no los escritores ni los cantantes, eran los héroes del momento.

Como que nos perdimos los sesentas y pasamos directamente de los cincuentas a los setentas. Me incorporé al mundo laboral a los 15 años como aprendiz de impresor y me liberé a los 22 para viajar a España y Marruecos, y luego a Estados Unidos, México y Sudamérica. Como muchos viajeros, trabajé dando clases para solventar mis gastos. También viví un año en Barcelona (España) y trabajé para Olivetti en Ivrea (Italia).

A los 28 años volví a estudiar inglés y español en la Universidad de Leiden y traducción en la Universidad de Ámsterdam. Me establecí como traductor y me dediqué a traducir todo tipo de textos, como libros, programas informáticos entre otros, durante casi 30 años. Me casé, tuve un hijo que ahora tiene 23 años, me divorcié y por fin recordé lo que quería ser antes de pensar que sería recolector de basura.

Si tuviera que decirte quién soy, hoy te diría: “Oye, esto no es un sitio de citas”. Pero si lo fuera, te diría que me gusta cocinar y la comida asiática, que soy vegano excepto cuando no lo soy, que creo que la monogamia no es natural pero que en la práctica, una relación me parece más que suficiente, que me encanta leer pero valoro el estilo y la habilidad por encima de lo que pasa por literatura, y que no creo en deidades. Ah, y me encanta la tecnología, pero no estoy seguro de que me guste a dónde nos está llevando.

En un mundo rebosante de talento, es difícil elegir, pero algunos de los autores que me encantan son Anthony Burgess, Bill Bryson, Daniel Quinn, David Lodge, Douglas Adams, George Orwell, Henry David Thoreau, Jack London, Jane Austen, Jean Liedloff, Robert B. Parker, Salman Rushdie, Terry Pratchett…entre tantos y tantos otros.

En cuanto a películas, tenemos también una amplia variedad de opciones: A River Runs Through It, Chinatown, Departures, Der Himmel über Berlin, Eat, drink, man, woman, Get Shorty, Groundhog Day, Le huitieme jour, Le mari de la coiffeuse, Once upon a Time in Mexico, Secrets and Lies, The Apartment, The Gods must be Crazy, The Life of Brian, Vertigo, cualquier cosa en la que aparezca Shirley MacLaine.

En música hay aún más donde elegir: Alan Stivell, Angelo Branduardi, B.B. King, Bob Dylan, Clannad, Eleanor McEvoy, Eric Clapton, Eva Cassidy, Flaco Jiménez, Inti-Illimani, J.J. Cale, Jaime Torres, John Lennon, Jonny Lang, Kinky Friedman, Krishna Das, Leon Russell, Loreena McKennitt, Mikis Theodorakis, Mississippi John Hurt, Moya Brennan, Patrick Ball, Pink Floyd, Prem Joshua, Quilapayun, Ry Cooder, Shaina Noll, Stevie Ray Vaughan, The Andrews Sisters, Tony Joe White, Victor Jara, Violeta Parra, etc.

Así que ahí me tienen: Yo, en resumen. ¿Quieres saber más de mi y de mi trabajo? Lee el blog o ponte en contacto conmigo.